blogHeroBg.jpg

Los mitos que un inversionista mexicano debe romper.

Actinver

Publicado por Actinver el 27 de julio de 2017 12:27:35 CDT

 

Newsletter mitos

 

 

Es cierto que, en México, tenemos un mercado inversionista muy joven comparado con otros países. Esto en gran parte se debe a uno de los principales mitos que existen en nuestra sociedad: la gente no invierte.

La gente sí invierte. El problema es que lo hacen en un tema muy distinto de otros que podrían ser más eficientes. ¿En qué? En casas.

Por ejemplo, en caso de una contingencia mayor, es más común que las personas prescindan primero de su auto, de un pequeño ahorro u otro tipo de bienes menores, antes que vender su casa;  es menos común que las personas estén preparadas en este tipo de emergencias y acudan directo a su inversión, y dispongan del dinero que realmente necesitan para salir adelante.

La opción anterior es la que siempre recomendamos ante este tipo de situaciones.

La mayoría de los mexicanos, por el monto de dinero que disponen mes a mes, tienden a invertir más frecuentemente en la familia y en la educación de sus hijos.

La realidad de las cosas es así, para que el mercado de inversiones financieras crezca en México, es necesario promover la cultura financiera.

Primero el inversionista promedio, un empresario, ejecutivo o asalariado al que le ha ido muy bien económicamente y ha logrado tener algunos bienes propios, sin embargo no saben en qué más invertir. Lo primero que se les ocurre es comprar otra casa, y otra casa u otro departamento; entrar a un negocio familiar o abrir un restaurante. Una práctica común que acumula riqueza, pero no siempre construye un patrimonio eficaz. 

El problema en este tipo de inversiones, desde un principio, es la falta de liquidez que tiene en el mediano plazo. Además, la falta de rendimientos que podían estar generando con inversiones en directo.

Segundo los pequeños o potenciales inversionistas, ésos que cuentan con algún ahorro y utilizan instrumentos tradicionales bancarios para crecer su dinero. Lo que no saben es que están perdiendo oportunidades verdaderas de potencializar su ahorro y que éste trabaje para proveer de rendimientos que jamás alcanzarían con soluciones bancarias. 

La realidad es que el inversionista muchas veces no tiene la información para invertir directamente en mercados que serían más eficientes o en instrumentos que diversifican los recursos. Por ejemplo, si en vez de comprar una casa, comprara títulos inmobiliarios, tendría una renta mensual a través de los dividendos y además, podría tener una liquidez de no más de 72 horas en este tipo de acciones. 

No es que haya una falta de inversión, es que el inversionista en México todavía no rompe con sus propios mitos y es ahí donde entra un asesor experto para orientar, fomentar y explicar todos los beneficios que ofrece estar inmerso en la cultura financiera.

Si quieres saber más, haz clic en el siguiente botón. 

 

¡Quiero invertir! 

 

 

[ Tal vez te interese también: Los hábitos de inversionistas que dejaron de ser ahorradores pasivos ]

 

 

 

Más Noticias