blogHeroBg.jpg

¿Cuál es el impacto de la estrategia para combatir el robo de gasolina en el Mercado de Valores?

Actinver

Publicado por Actinver el 16 de enero de 2019 9:00:00 CST

Estrategia del Gobierno Federal para combatir el robo de combustible: prevemos que las medidas implementadas, tengan en el corto plazo un impacto limitado en las empresas de Bolsa, sin afectar sus valuaciones

Durante los últimos días, el equipo de Análisis de Actinver ha estado trabajando en evaluar el impacto que ha tenido la estrategia para combatir el robo de gasolina en las empresas que cotizan en nuestro Mercado de Valores. Cada uno de los analistas, ha estado hablando con todas las empresas que cubrimos, para ver su punto de vista y tener un entendimiento de las perspectivas que hay. En términos generales, hasta el momento no ha habido un impacto negativo en las empresas que cotizan en Bolsa, ni ha habido una afectación en sus valuaciones. Las flotillas de las empresas tienen proveedores directos de combustible, hay flotillas de diésel y otras funcionan con gas natural. De normalizarse pronto el suministro de gasolina, no vemos un impacto negativo; de prolongarse esta situación, si empezaríamos a ver una afectación. Al día de hoy, el turismo ya ha empezado a resentir la falta de combustible, aunque todavía en una escala menor, por ejemplo, las reservaciones de hoteles para la Feria de León, han bajado a la mitad. Asimismo, el sector consumo podría verse afectado al bajar la afluencia de consumidores a centros comerciales y de entretenimiento.

desabasto de gasolina

En la nota que les preparamos, primero damos los antecedentes de la estrategia implementada por el Gobierno Federal y después hablamos de cada sector que cotiza en Bolsa. Cada analista, fue el encargado de hablar con sus empresas del sector y escribir sus conclusiones en este reporte. Vamos a estar manteniéndolos informados de los avances que haya y del impacto que pueda haber en caso de que se prolongue la situación actual. 

Antecedentes

El 20 de diciembre, el Gobierno Federal anunció el lanzamiento de una nueva estrategia para combatir el robo de combustibles a Pemex. Como parte de esta estrategia, la Secretaria de la Defensa y la Marina intervinieron instalaciones estratégicas de distribución de hidrocarburos, y Pemex detuvo el envío de hidrocarburos a través de diversos ductos, tales como los provenientes de la refinería de Salamanca, el puerto de Coatzacoalcos y las zonas de Michoacán/Querétaro, entre otros. Con esto, se ha reducido la pérdida de combustibles de 70 mil barriles diarios en las primeras dos semanas de diciembre a 18,000 en promedio del 21 de diciembre al 5 de enero. Con información de Pemex, les presentamos una gráfica que muestra las pérdidas de combustible del 11 de diciembre de 2018 a inicios de enero.

A consecuencia de esta medida, Pemex sustituyó la distribución mediante estos ductos con el uso de su propia flota de autotransporte, sin embargo, fuentes de la industria han revelado que el 70% del transporte de combustible a la zona centro del país se lleva a cabo regularmente mediante los ductos, por lo que el uso de las 1,600 pipas y auto tanques de Pemex, no ha sido suficiente para satisfacer la demanda. Esto resultó en el cierre de estaciones de distribución de gasolina en el Estado de México y el Bajío desde la primera semana de enero. Entendemos también que las personas de estas regiones han recurrido a buscar combustible en otras zonas, complicando las presiones de demanda hacia la Ciudad de México, Puebla y Morelos.

La problemática se acrecentó debido a que se dañó un ducto que transporta combustible desde el puerto de Tuxpan con la Ciudad de México (el cual al día de hoy ya se encuentra operando). Con esto, así como los esfuerzos de los consumidores por abastecerse lo más pronto posible, más del 25% de las estaciones de la CDMX llegaron a estar cerradas en la semana pasada por falta de producto, y otras se han visto afectadas por largas filas de espera. El Wall Street Journal también ha reportado que la falta de transporte de combustible desde los puertos ha resultado en que los buques que descargan gasolina en los puertos de Tuxpan, Coatzacoalcos y Veracruz no puedan hacerlo debido a la saturación de los tanques de almacenamiento. Cabe recordar que el 75% del combustible ligero utilizado en México es importado.

Para contener esto, el Gobierno Federal y Pemex han tomado diversas medidas, como contratar 3,400 unidades externas adicionales para transportar gasolinas de los puertos hacia la zona centro y autorizar el racionamiento de combustible por parte de las estaciones. Aun así, organismos como la ONEXPO (la mayor organización de distribuidores de combustible en el país), han mencionado que esta escasez se normalizará gradualmente y que en algunas ciudades del interior de la República, podría tomar más de 15 días. Es importante mencionar que el Gobierno Federal aún no ha proporcionado una fecha estimada para la resolución de esta escasez o para el reinicio de operación de estos ductos.  

Consideramos que el impacto que esto podría tener sobre las compañías bajo cobertura es limitado, en caso de que se logre resolver la problemática en el curso de este mes. Es un tema que se agravaría en tanto se extienda el tiempo de afectación. Hemos confirmado esto con las empresas; en términos generales, no han identificado una restricción sensible en sus operaciones, debido a que en la mayor parte de sus casos sus soluciones de transporte terrestre cuentan con contratos de suministro y estaciones de abasto propias. Adicionalmente, la escasez se ha concentrado particularmente en la gasolina y no en el diésel, que es el principal combustible utilizado para la distribución de productos.

Empresas que cotizan en el Mercado de Valores

A continuación, incluimos un comentario por sector al respecto, incorporando las impresiones que nuestros analistas han podido recopilar entre las empresas y fuentes de cada industria: 

  • Aeropuertos/Aerolíneas

Las compañías operadoras de aeropuertos reciben con normalidad el suministro de turbosina. El nivel de reserva del combustible en los aeropuertos se encuentra dentro de sus parámetros. En el caso particular de OMA y GAP no han sufrido ningún tipo de interrupción en las operaciones aéreas de sus aeropuertos. En ASUR, no obtuvimos comentarios. 

Por otro lado, las aerolíneas también mencionaron que continúan con sus operaciones de forma normal. Viva Aerobús cuenta con un proveedor privado de combustible. Aeroméxico mencionó que sus operaciones se han mantenido con normalidad, con planes de contingencia que entrarían en operación de ser necesario. Hasta el momento, no vemos un impacto relevante en las operaciones del transporte aéreo ante la escasez de combustible, sin embargo, de prolongarse esta situación podríamos ver una disminución en el tráfico de pasajeros, principalmente el relacionado al turismo.

  •  Cemento, Vivienda y Construcción 

Las compañías públicas del sector vivienda no han percibido alguna afectación en sus operaciones hasta el momento. La entrega de productos y materias primas necesarias para la construcción de casas se ha mantenido sin ninguna afectación, sin embargo, una escasez prolongada del combustible podría generar que los costos de materias primas se incrementen y el tráfico de clientes hacia los desarrollos pueda comenzar a disminuir.

En el caso de las compañías cementeras, hasta el momento no se ha visto algún impacto negativo en su operación, sin embargo, como lo mencionamos previamente, un mayor costo de transporte y un menor gasto por parte de los clientes ante un periodo prolongado de escasez de combustible, podría afectar la rentabilidad de las compañías en el mediano plazo.

  • Alimentos y Bebidas 

Las compañías de bebidas no han tenido impacto por el momento, ya que, los camiones que representan el 95% de la distribución son a diésel. Se encuentran evaluando otros horarios de distribución para eficientar el consumo de combustible. Para el caso de alimentos, por el momento no han presentado dificultades, ya que, en su mayoría tiene contratados servicios externos, o bien cuentan con flotas y estaciones de servicios propias. Se encuentran evaluando opciones en el caso que se prolongue el efecto, por ejemplo, en el caso de BIMBO, su flota de transporte funciona preponderantemente con gas natural.

  • Comerciales 

El impacto hasta ahora ha sido muy acotado, con casos muy particulares y que no son significativos por lo pronto. La logística del sector recae en empresas de transporte profesionales con una flota de camiones altamente eficiente y flexible, además, el combustible en muchos casos es surtido directamente a los patios de los camiones por diversas empresas privadas, además de Pemex. La operación de los CEDIS se vigila con especial atención y se han establecido prioridades en las líneas de producto de mayor rotación, como frescos y perecederos. En todos los casos, las empresas comerciales consideran que una afectación podría surgir sólo en caso de que la escasez perdure más de dos o tres semanas, aunque, consideran que la pérdida de ventas aun en este caso podría ser de 5 a 10% (en una estimación rápida), ya que los clientes estarían demandando productos sustitutos. Todas las empresas monitorean de cerca la situación a fin de eventualmente tomar las medidas más eficaces para minimizar el impacto que la prolongación de esta situación podría generar.

  • Sector Inmobiliario

El sector hotelero tendrá afectaciones en la demanda de continuar la escasez de combustibles en el país. Esto por mayores restricciones en viajes de turismo y de negocios así como por el potencial impacto que podrían llegar a tener los aeropuertos con el abastecimiento de turbosina. La región del Bajío ya ha presentado cancelaciones en reservaciones, particularmente relacionadas a turismo.

El segmento inmobiliario de centros comerciales tendrá afectaciones limitadas en el muy corto plazo. Dificultades temporales para trasladar las mercancías a las tiendas, así como una menor afluencia de visitantes a las plazas, tendrían un impacto en los ingresos variables de los operadores (5%-10% de los ingresos), en los meses estacionalmente más débiles del año.

En el segmento inmobiliario industrial no vemos impacto de muy corto plazo, aunque de prolongarse la situación actual, las afectaciones de los inquilinos de manufactura, logística y producción podrían extenderse a los propietarios, mismo que vemos limitado, en un entorno adverso, a descuentos temporales en las rentas. Hasta ahora se han implementado medidas alternativas para resolver el abastecimiento de combustible para mantener la operación de las plantas industriales, así como del transporte de mercancía.

  • Energía

Consideramos que esta situación puede ser benéfica para IENOVA en el mediano plazo. La compañía ya se encuentra desarrollando terminales de almacenamiento de hidrocarburos para empresas gasolineras extranjeras en diversos puntos del país, mismas que entrarán en operación durante 2019 y 2020. La escasez que se ha presentado muestra que es indispensable para grupos gasolineros locales invertir en infraestructura, como lo han hecho sus competidores extranjeros, dado que actualmente 95% de las gasolineras en el país son abastecidas por Pemex. 

  • Industriales

Las compañías de plásticos y autopartes bajo cobertura usan principalmente proveedores externos con flotillas de diésel o bien entregan el producto en planta, por lo cual el impacto en las operaciones es muy limitado. Adicionalmente, las operaciones de todas las compañías bajo cobertura se encuentran diversificadas entre varios países, lo que limita el impacto. 

  • Minería

La gran mayoría de los equipos de perforación y transporte de minerales son base diésel, y las operaciones más relevantes (Cananea para GMEXICO y Fresnillo/Herradura para Peñoles) se localizan en la zona norte del país, donde se reportan muy pocos casos de escasez, por lo que no esperamos afectaciones en la operación. 

desabasto de gasolina

  • Telecomunicaciones

A pesar de que la flotilla de instalaciones nuevas de las compañías de cable utiliza gasolina, las compañías y los vendedores han logrado mitigar el impacto en las nuevas contrataciones mediante acuerdos con grupos gasolineros locales. Calculamos que el impacto para MEGA podría representar menos del 4% de las ventas trimestrales si no pudieran hacer instalaciones nuevas en el trimestre, mientras que en el negocio fijo de Televisa y AMX el impacto sería aún menor. 

  • Transporte Terrestre

TRAXION satisface la gran mayoría de sus necesidades de abasto mediante un proveedor independiente que le entrega directamente diésel en sus propias estaciones, y no ha presentado impacto en operaciones. 

Para el caso de GMXT (Ferromex y Ferrosur), al contar con terminales en diversos puntos de la República, y una operación considerable en el norte y sur del país, no estimamos un impacto importante, además de que cuenta con un permiso de importación propio. Algunos grupos gasolineros han manifestado interés en usar al tren como medio alternativo para importar combustible desde EEUU al occidente del país donde opera Ferromex, dada la saturación existente en la infraestructura de descarga en diversos puertos del país. Esto podría beneficiar el volumen de operaciones de GMXT. 

  • Financieras

Hasta el momento no hemos visto afectación en la cartera de crédito de los bancos, sin embargo, dependiendo del tiempo y la forma en que se desenvuelva el problema, no podemos descartar que se incremente la morosidad en el futuro, o que los bancos tuvieran que ser más cautos a la hora de dar crédito.

Más Noticias